El objetivo de los abdominales hipopresivos  es el mismo que el de los tradicionales, reducir el perímetro del abdomen pero minimizando los riesgos que producen los tradicionales. Famosas como Pilar Rubio o Miranda Kerr se han unido a este método.

La gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) surgió en los años 80 de la mano del doctor Marcel Caufriez. ¿Pero por qué está resurgiendo este tipo de gimnasia y se está haciendo tan popular?  Pues bien, es idónea para reducir la cintura, solucionar la incontinencia urinaria, reducir los problemas de espalda, potenciar la función sexual, mejorar la postura y el rendimiento deportivo.

Es por ello que la practican sobre todo mujeres que acaban de dar a luz. A través de ejercicios de control de la respiración (apneas respiratorias) y el diafragma se logran elevar las vísceras (útero, vejiga e intestinos). Esto sucede gracias a la disminución de la presión corporal que consigue que la musculatura de la faja abdominal y el suelo pélvico se refuerce y endurezca.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-15-06-27

Se aconseja que estos ejercicios se hagan en compañía de un entrenador ya que las respiraciones no son fáciles de controlar en un principio pero no te llevarán más de 20 minutos al día para que los resultados sean efectivos. La técnica se realiza con una correcta colocación de la postura, un estiramiento de la columna vertebral, una elongación cervical, una activación de la cintura escapular, adelantamiento del eje corporal, apnea espiratoria y apertura costal.

Para realizar un entrenamiento eficiente, recomiendan realizar 3 repeticiones de 5 o 6 posturas diferentes, en total unos 20 minutos.

Tipos de ejercicios:

  • Hipopresivo en Jarra
  • Hipopresivo de Gato
  • Hipopresivo de Triángulo
  • Hipopresivo Tumbado
  • Hipopresivos sentado

Hemos hablado con la fisioterapeuta especializada en uroginecología, Ane Atorrasagasti, para saber su punto de vista sobre la práctica de este tipo de abdominales ya que en su consulta se dedica principalmente a prevenir y/o mejorar la salud del suelo pélvico, tanto de mujeres como de hombres.

Captura de pantalla 2017-02-14 a las 15.06.51.png

Según nos comenta los abdominales hipopreivos tienen efectos inmediatos y a largo plazo. “En los inmediatos observamos que los hipopresivos provocan un “efecto de succión” en la zona abdomino-pelviana debido a la aspiración diafragmática que se realiza durante la práctica disminuyendo la presión intraabdominal. Este efecto de succión hace que los órganos pélvicos y viscerales cambien su posición respecto al reposo.  El hecho de que haya una disminución de la presión intraabdominal genera beneficios no solo a nivel abdominal sino también a nivel lumbar y torácica”.

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-17-34-27

La especialista nos habla de los beneficios que tienen los hipopresivos frente a los abdominales convencionales. “Al realizar dicha practica se reduce la cintura, disminuye el dolor de espalda, mejora la función sexual, mejora el rendimiento deportivo, soluciona y previene la incontinencia urinaria, previene hernias y prolapsos de órganos pélvicos, es un excelente método postparto, mejora la función respiratoria y mejora la postura y el equilibrio. Mientras que los abdominales convencionales aumentan la presión interna del abdomen y hacen que el abdomen se abombe, los hipopresivos hacen todo lo contrario, disminuyen la presión intraabdominal y hacen que el abdomen trabaje hacia dentro y no hacia”.

Este tipo de entrenamiento lo pueden realizar prácticamente todas las personas, “pero no siempre de la misma manera. Por ejemplo, las personas con enfermedades respiratorias crónicas, como puede ser un asmático, bronquítico o con la enfermedad de EPOC solo podrían realizar la parte postural de los hipopresivos para activar la musculatura y enseñarle cómo y dónde debe trabajar, pero deberían evitar la parte de las apneas respiratorias. No obstante, está contraindicado a personas con hipertensión y embarazo aunque se puede realizar la parte postural” según nos explica la empresaria.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-15-06-39

Cuando se habla de abdominales se piensa que con solo su práctica se podrá tener un vientre plano, pero no es así, la fisioterapeuta nos comenta que “realizar ejercicios abdominales por supuesto que ayuda a tener un vientre plano pero, también realizar ejercicios más globales como salir a correr, saltar a la cuerda o cambiar la postura. Mi opinión para obtener un vientre plano es, dieta saludable, ejercicio funcional y global, pocos abdominales convencionales y más hipopresivos.  Con éstos, la musculatura cogerá el tono que necesita para trabajar en cualquier estado (reposo o activo) y con los convencionales conseguiremos unos abdominales duros. Yo se lo recomiendo a todos los pacientes que tengo y les hago hacer a todas las mamis a las que doy clase.  yo personalmente, tanto en consulta como en mí misma, he visto cambios increíbles”.

Captura de pantalla 2017-02-14 a las 15.06.21.png

Por lo que acompañar el entrenamiento con una dieta equilibrada es imprescindible. Ane recomienda ”seguir una dieta saludable, baja en azúcar refinada y alimentos industriales y alta en frutas y hortalizas, carne, pescado, marisco y huevos de calidad, frutos secos y miel. no abusar de nada  ni tampoco pecar de todo, equilibrado”.

Aquí podrás ver un vídeo en el que explican muy detalladamente como realizar este tipo de ejercicios correctamente: